{IN}FINITOS: Buen día Víctor, gracias por atender a la invitación de esta entrevista. A manera de presentación quisiéramos preguntarte ¿qué es STArquitectos?

VICTOR SANCHEZ TAFFUR: Muchas gracias por la invitación, me siento honrado porque hayan considerado que la oficina de nosotros tiene algún tipo de aporte que a ustedes les interesa. Sánchez Taffur Arquitectos es una oficina que se funda en el año 2003, en Caracas. Parte de una idea que tiene ver con lo que fue un taller de producción de maquetas experimentales a lo largo de casi 15 años, para el momento. Luego se desarrolla la oficina, se transforma, luego de ese taller, se hacían proyectos eventuales, pero se formaliza la parte de arquitectura, lo fundo yo, que soy egresado de la Facultad de Arquitectura y Artes Plásticas de la Universidad Jose Maria Vargas. A lo largo del tiempo he contado con diferentes personas que me han ayudado, profesionales, gente que ha ido rotando, otras que se han quedado, otras que han regresado; básicamente eso es parte de lo que ha sido STArquitectos.

{IN}: STArquitectos es un estudio de arquitectura y diseño, que según su propia página web, ha desarrollado proyectos de distintas escalas, desde remodelación de locales, de viviendas, hasta el diseño de viviendas unifamiliares u hoteles. Entendiendo que cada encargo es una oportunidad para experimentar sus intenciones comunes, ¿en qué consiste la práctica de STArquitectos? ¿Cuáles son las intenciones, posturas o planteamientos que definen la práctica que realizan?

VST: STArquitectos, primero que nada, es un taller de profesionalización. Así lo he visto desde el momento en que lo concebimos, de que se hizo. Creo que en arquitectura la autoría completa sería un poco mezquino decir que existe una autoría total, de alguien, de alguna persona. Es un taller de profesionalización porque aquí han venido muchas personas, han trabajado muchos años, hay gente que ha trabajado muchos años en la oficina, se forman. Y una de las preocupaciones mías, quizás por el tema docente, es que a mí me gusta que la gente se forme y aprendan, no solamente que trabaje para la oficina y cumplan con unas tareas. Yo trato de suministrarle libros, vemos cine, creamos un ambiente de aprendizaje; y eso creo que es una de las cosas más necesarias en una oficina de arquitectura, estar vinculado a todo lo que nutre la arquitectura, no necesariamente dedicarse sólo al oficio, que no lo critico, pero no es la línea de esta oficina. Esta oficina siempre ha sido un taller de experimentación, de aprendizaje, como siempre digo, de profesionalización. Aquí trabajan desde arquitectos hasta mucha gente joven que viene a hacer pasantías y se quedan o, viene a trabajar, aprende y se va. Básicamente nuestra idea siempre es poder compartir conocimiento que consideramos importante, o conocimientos importantes y armar un grupo, un equipo, con la gente que esté de turno. Hoy en día rota mucho más que antes por el problema país, pero esa es un poco la idea de la oficina

{IN}: Al justificar la práctica de la oficina, se declara de una manera muy enfática La Docencia, El Proyecto y La Obra como tres de los pilares que construyen un discurso del trabajo que realiza la oficina ¿Es posible realmente plantear un único discurso en estos tres pilares, la misma agenda? ¿Cuáles serían las formas o métodos que han desarrollado en su práctica, para que efectivamente una misma agenda pueda ser aplicada tanto en La Docencia, El Proyecto y en La Obra?

VST: Es algo interesantísimo. Yo tenía una oficina antes de irme a vivir a España y una oficina cuando regrese, y es otra oficina luego de regresar de vivir en Madrid, en España, que trabaje allá, estudie, di clases. Cuando estuve allá me di cuenta que yo era esas tres cosas: a mí me gustaba construir, era profesor y era arquitecto. Yo se me senté y empecé a ver todas las líneas de conexión. ¿Qué es lo que voy a hacer de ahora en adelante? Yo de ahora en adelante lo que voy a hacer es: en la oficina yo voy a ser profesor y en universidad yo voy a ser arquitecto. Entonces yo a mis alumnos en la universidad trato de explicarles en la mayoría de lo posible lo que es la disciplina, porque el ambiente académico, ya por sí mismo, tienes muchos insumos en lo intelectual, en cuanto a conocimiento, todo eso está rondando constantemente en la universidad. Uno puede contribuir y esta ahí, pero eso ya existe. Pero la parte profesional se escapa un poco, a los estudiantes trata de explicarles eso. Y en la oficina siempre nos preocupó que, muchas oficinas en las que trabaje, la parte laboral, el día a día, se llevaba por delante todo el pensamiento en arquitectura. Todas las búsquedas, toda la inquietud por investigar. En el momento que yo logre conectar todo, incluso logre conectar el oficio y arte de hacer las maquetas, que se convirtiera en un instrumento de trabajo y no simplemente una cosa de presentación, todo eso se conectó, y en el momento que todo eso se conectó vi el panorama completamente mucho más claro. Y es la oficina de nosotros hoy en día, eso es la oficina, es todo. Es Docencia, es Obra, es Proyecto, es todas esas tres cosas a la misma vez, y por eso la gente se siente tan cómoda viniendo a trabajar, porque simplemente migran de un espacio, como es la universidad, para otro donde van a poner en práctica lo que ellos están aprendiendo allá. Eso es básicamente la estrategia, si se podría llamar estrategia, una manera de verlo.

{IN}: Es algo muy particular del trabajo que realizan, en estos tres pilares que has mencionado; docencia, proyecto y obra; el modelo a escala tiene un lugar primordial. Parte de eso ya lo adelantaste, pero me gustaría reiterarlo. Ustedes utilizan la realización de modelos como representación del resultado final del objeto arquitectónico o como espacio para experimentar y diseñar el propio proyecto arquitectónico. ¿Cuál consideras que es aporte a la disciplina que puede generar la realización de maquetas en el caso de arquitectura?

VST: Sobre el tema de la maqueta hay muchísimos mitos, que además son mitos de pasillos porque, es muy curioso, hay mucha gente que dice: hoy en día no se deben estar haciendo mucho las maquetas porque esta render. Son cosas completamente distintas. Yo digo que no es una mejor que otra siquiera, no tiene nada que ver, son complementarias. Hay momento donde se hace render, hay momento donde se hace maqueta. Hay momento donde se hace una maqueta de presentación final, para comprobar. Hay momentos en que uno hace una maqueta para diseñar. Nosotros hemos llegado al extremo; si pudieran ver ahora la cantidad de maquetas que se están haciendo en este momento, que están en proceso; eso es siempre. Nosotros empezamos un proyecto, hay que hacer la maqueta, está implícito la maqueta. Nosotros hemos llegado a los extremos en la oficina de que nosotros armamos una maqueta en uno o dos días, una maqueta de trabajo, y todavía no tenemos planos. Simplemente estamos pensando el proyecto y lo vamos armando y construyendo, eso te lo da experiencia, quizás son muchos años metido en esto, yo mismo la hago, nadie la hace. Vengo un fin de semana, sábado y domingo, trabajo, armo la maqueta y a partir de ahí empezamos a hacer el proyecto. A partir de allí empezamos a criticar la maqueta, sobre la maqueta, entre todos a verla: yo cambiaría esto, yo quitaría esto, yo movería esto. Y empezamos a dibujar, no es el cotidiano, pero lo hacemos. El modelo para nosotros es netamente un instrumento de trabajo. No es simplemente para admirar, al final, para verla, para presentársela a un cliente. Incluso nuestros dibujos son también son un instrumento de trabajo, los dibujos los vamos diseñando. Lo mismo pasa con las maquetas, ponemos un pedazo de algo, le creamos una pieza adicional, la cambiamos, la quitamos, la ponemos. Yo creo que esos 20 años que se hizo maquetas en esta oficina, lo que hicieron fue enseñarnos arquitectura. Esos 20 años haciendo maquetas a nosotros nos enseñaron lo que son los detalles, lo que es el manejo de las proporciones, lo que son los contrastes, las texturas, el uso del color. Y yo creo que eso se ve un poco en la arquitectura que nosotros hacemos, que haya un cuidado por todo eso. Y no necesariamente un sobrediseño. Es un ámbito que el arquitecto tiene que abordarlo. Hay gente que lo aborda mejor, peor. Hay gente que lo aborda con más profundidad o menor, pero hay que abordarlo. Al arquitecto le toca abordarlo definitivamente. Y para nosotros el modelo es fundamental en todo, desde el modelo de un asiento hasta el modelo de un conjunto de un hotel. Para todo nos apoyamos en las maquetas.

{IN}: Otro tema importante, es que ustedes también declaran que están interesados, también les dan importancia a los procesos, es decir a las instancias que pueden comprender la revisión del proyecto. Lo que nos gustaría preguntarte es ¿Qué herramientas han desarrollado para registrar, representar e incluso divulgar, no la obra construida sino los procesos que la llevan a cabo?

VST: Nosotros en la oficina nos gusta mucho experimentar, nos gusta mucho probar. Las dinámicas de la calle, de ya tener un cliente, no son las mismas de la academia. Yo creo que el hecho docente es muy importante cuando uno tiene clientes, poder conversar, poder entenderlo, escucharlo, poder aportarle; eso es fundamental y a la larga nos ha permitido hacer muchas cosas, de verdad no nos podemos quejar. Pero la experimentación tiene un límite en la calle. Aquí en la oficina hacemos maquetas, hacemos dibujos, hacemos cosas y todas esas etapas quedan registradas, en maquetas, en fotografías. Hay una herramienta importantísima que es, por ejemplo, hoy en día, Instagram. Para nosotros es fundamental. Las redes sociales son, como yo siempre le digo a mis alumnos, lo frívola que ustedes quieren que sean. Si ustedes quieren que sea un instrumento de trabajo, es un instrumento de trabajo, si quieren que sea un instrumento didáctico, es un instrumento didáctico, y ese es el caso de la de nosotros. Nosotros ahí mostramos a la gente como se empieza desde un croquis hasta la obra construida después con un hashtag. Pones ese hashtag en todos los proyectos y llegas desde lo primero hasta lo último, tanto en docencia como en la oficina. Eso para nosotros incluso es buenísimo porque llega una persona nueva a trabajar en la oficina, se mete en las redes y puede ver el proceso, puede ver como se trabaja en la oficina. A mi también me interesa ver como habíamos decidido eso en tal cosa, me meto y reviso en las redes. Básicamente es eso y los modelos en físico, los dibujos en físico que están impresos que quedan en la oficina. Esa es básicamente la estrategia que hemos logrado armar hasta el momento para registrar el trabajo, el proceso.

{IN}: Tal vez de esto ya tocamos algunos puntos, pero me gustaría concretarlo en una sola pregunta. Como nos has comentado has tenido una carrera dilatada en la docencia donde efectivamente ha habido relación entre lo que sucede dentro del aula clase con lo que sucede en la oficina. ¿Qué particularidades crees que tiene el proyecto que se propone hacer dentro de la universidad, que capacidad tiene el proyecto que se hace para un cliente afuera de la universidad no tiene la capacidad de ofrecer en el caso de las búsquedas que está haciendo STArquitectos?

VST: Yo creo que la universidad si tú la ves como un lugar separado de la profesión, estas perdiendo oportunidades importantes. En qué sentido, yo creo que la universidad es un lugar donde tu aprendes a pensar, ahí te enseñan a pensar, te muestran los caminos para resolver las cosas. Cuando tu estas en la oficina, si tú tienes una estructura de pensamiento mediamente clara, has experimentado con muchas cosas, que es lugar de la universidad, el lugar de la experimentación por excelencia. Si tú has experimentado suficiente en la universidad, por eso no estoy de acuerdo con muchos ejercicios docentes que se centran en querer profesionalizar la universidad, en querer hacer los encargos tal cual como se piden en la calle, en la universidad. Yo creo que eso no está bien, yo creo que en la universidad uno tiene que aprender, uno tiene que volar, uno tiene que experimentar. Y en la calle uno tiene que tener los pies sobre la tierra, uno tiene que saber que existe cliente, uno tiene que saber que existe un presupuesto y uno tiene que saber que existe unas condicionantes. Pero eso se puede superar si uno tiene la cabeza bien amoblada desde el principio, desde la academia. Si tu desde la academia ya entiendes que eso es una de las opciones o de las posibilidades para construir arquitectura, tú tienes que saber que eso viene, pero lo manejas. El problema es al revés, es cuando estas en la academia y simplemente te han formado para ser un mini profesional desde pequeño, desde primer semestre. ¿Qué pasa? Cuando llegas no has experimentado nada, solamente has aprendido a operar, pero no has aprendido a pensar. Entonces terminas haciendo posiblemente una arquitectura correcta, digo yo correcta, una arquitectura sin sabor, muy poco audaz, que propone poco. Yo creo que básicamente es la diferencia que veo entre los dos ámbitos en que yo me muevo.

{IN}: ¿Les gustaría agregar algo?

VST: Nuestra oficina se mantiene activa, está abierta, tengo mucha gente joven trabajando aquí, mucha gente que generalmente es muy entregada a su trabajo y aporta muchísimo en lo que son los procesos. Hemos tenido unos clientes que nos han dado la posibilidad de hacer cosas interesantes. Uno cuando ha vivido afuera quizás entiende un poco y no tiene esa desesperación por irse, por emigrar, que es lo que está sucediendo hoy en día lamentablemente y es comprensible, pero no la tengo. Si me tocara hacerlo lo hago, pero no es mi norte, porque se lo duro que fue afuera para mi hacer cosas y lo que estoy logrando hacer aquí con lo poco que puedo, pero lo estoy logrando. Creo que nuestra oficina en fase de crecimiento, experimental, dándose golpes y la palabra clave “sobreviviendo con entusiasmo”. Creo que eso es lo que hace que todo lo que hacemos se vea como se ve.

{IN}: Víctor, agradecido por aceptar la invitación.